Las sillas del comedor en medio del camino que llevaba del pueblo a la quebrada, cuidadosamente organizadas, es una imagen recuerdo, sobre la cual no tengo certeza de si realmente ocurrió.  Vivíamos en ese entonces en Cumbitara, la casa quedaba al pie del camino y justo allí empezaba la colina. En medio de ese paisaje, el mobiliario doméstico fue instalado en el mayor silencio, y fue así como esa imagen terminó acompañarme, sin saber muy bien lo que significaba. Desde mi práctica artística se volvió recurrente la idea de un paisaje híbrido, reconstruido y resignificado por  unos elementos que le eran ajenos, pero al mismo tiempo acogidos con tanta naturalidad, como si hubiesen estado predestinados a ese lugar. 

LAS TRES VIGILIAS
Instalación video proyección y 3 sillas metálicas de 280, 210, 200 alto x 34x30 cm
Dimensiones variables (entre 3 a 4 m² aprox)
2019
 
Edición y producción: Ximena Velásquez
Cámara: José Domingo Garzón, Ximena Velásquez
Actriz: Ángela María Ballesteros
Asistentes de producción: Jorge Peñuela, Fernando Montes
Agradecimientos: Erika Martínez Cuervo, curadora
ARTBO/ SALAS, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá,
Programa Licenciatura en Artes Escénicas UPN